Marty Sampson – “NYC”

Por  |  Comments

Marty Sampson - NYC
 

<a href="http://www.youtube.com/watch?v=n_Tg8FncY1E?hl=en"><img src="http://www.josafat.com.ar/wp-content/plugins/images/play-tub.png" alt="Play" style="border:0px;" /></a>

 

Memoria a corto plazo, ese fue el sobrenombre que se ganó mi hermana una noche de hace dos años atrás. Recuerda que esa noche estábamos en la mesa luego de terminar de comer, y ella me conto una situación que había atravesado. La mire fijamente y con una ceja levantada le pregunte si me estaba haciendo una broma.

Mi hermana me miro de manera extraña sin saber que me pasaba, y me respondió que “no, ¿Por qué?”.  Realmente me costaba entenderlo, pero tuve que explicarle que era la tercera vez que me contaba la misma situación en menos de 15 minutos. Ella se sorprendió y entre risas trataba de dar una explicación las cual no pudo. Recuerdo que unas de ellas era que no podía tener un tema e dialogo porque siempre le decía lo mismo, que recordaba que era lo que hablábamos. No quiere decir que tenga una memoria infalible pero sí creo que pueda decirse que trato de recordar muchas cosas (en medio de ese proceso suelo olvidarme otras tantas).

Aun no sé como pero tengo varios recuerdos de cuando tenía tres años, otras de cuando tenía cuatro años y así… creo que durante los 8 y los 11 tuve como un colapso que muy poco puedo recordar pero de allí la memoria me ha acompañado en todas las cosas, menos para los exámenes 😮

Tengo un par de preguntas que quizás te hagan pensar en ella un tiempo, si es posible toma ese tiempo aunque sea unos segundos más de la cuenta. Aquí van las preguntas y como recomendación te sugiero que no tan solo te tomes el tiempo para pensarlo sino también para vivirlo un poquito y puedas meterte en ese recuerdo

¿Recuerdas algunos de tus días en jardín o en los primeros años de la escuela? ¿Recuerdas el nombre de la chica/o que te gustaba mientras estudiabas en la escuela primaria? ¿Recuerdas quien fue tu primer amiga/o del barrio? ¿Te acuerdas de cuando aceptaste a Cristo en tu corazón? ¿Recuerda a aquella profesora que te hizo la vida imposible en la escuela? ¿Recuerdas a que jugabas cuando tan solo eras un niño? ¿Te acuerdas del día que te bautizaste? ¿Recuerdas de todas las cosas que hiciste para acercarte a la persona que te gustaba? ¿Recuerdas cuando ella o él te tomo de la mano por primera vez? ¿Recuerdas tu primer beso? ¿Recuerdas tu primer trabajo? ¿Te acuerdas cuando tuviste tu primer encuentro con Dios? ¿Recuerdas de algún día que hayas reído tanto pero tanto que hasta hayas llorado? ¿Recuerdas cuando tuviste que despedirte de alguien porque se fue a otra ciudad? ¿Te acuerdas del día que tu vida dio un giro por completo y decidiste seguir a Cristo? ¿Recuerdas la vez que peleaste fuerte con tu pareja y se terminó yendo? ¿Recuerdas lo que tuviste que hacer para poder estar nuevamente con ella o él? ¿Recuerdas tu noche de bodas? ¿Recuerdas cuándo fue la primera vez que tomaste a un bebe en tus manos? ¿Te acuerdas de cuando diste un paso al frente y decidiste servir a Cristo? ¿Te acuerdas de la última noche que lloraste profundamente? ¿Recuerdas cuando tuviste que despedirte de un ser querido en un velorio o cementerio?

Son muchas las preguntas, algunas me tocó vivir, otras tantas no logro recordarlas porque tan simplemente aun no la he experimentado. Quizás algunos de ustedes las han vivido a todas, quizás otros estén en mi propia condición, recordando algunas cosas y otras no han tenido esa experiencia. De todos estos recuerdos, quizás algunas veces han pasado estas preguntas por tu mente, trayendo alegrías y risas o dolor y tristeza. Pero si existe recuerdo que más frecuentemente traigo a mente, son los momentos en intimidad que he tenido con el Padre a solas.

Es que en mis días vivo muchísimas cosas, últimamente estoy encerrado diseñando páginas y programando que cuando todo se vuelve un caos en mi mente solo El viene a mi mente, y pensar en esos momentos, trae paz, quiebra el muro de la preocupación y siento que todo puede venirse abajo solo porque Él está allí, en mis recuerdos, en mi presente y pienso en El en mi futuro y todo trae paz. Los sitios comienzan a llenarme de preocupación porque no sale como pienso y debo responder como profesional ante los clientes, pero un recuerdo de El convierte a este pseudo profesional en un niño, con un nudo en la garganta, y ojos brillantes a puntos de llorar, tan solo porque un suspiro hizo cruzar un recuerdo a solas junto a Él, al creador del todo del universo.

¿Tú tienes esos recuerdos? Tienes esos momentos ¿Qué todo te quiebra y trae su presencia a tu alrededor de manera tan palpable? En los momentos más difíciles de tu vida ¿tienes esos momentos de que recuerdas quien es El? a tal punto que sabes que no importa que es lo que te toque atravesar porque sabes que Él no se olvidara de ti.

Cuando todo el día se vuelve triste y solo ves llanto y soledad ¿recuerdas sus caricias sobre tu rostro?  O cuando la tormenta deja de ser tormenta y se convierte en huracán ¿recuerdas su Palabra? ¿Recuerdas lo que Él te ha dicho en tu intimidad?

Desconozco si lo recuerdas o no, pero me es mi deseo que logres recordarlo en los buenos momentos como en los malos, a vivirlo en una relación viva y como en los buenos tiempos vivirlo de manera tan real en los momentos malos. No es Dios de atención al cliente, es un Dios que está interesado en nosotros por amor y ese amor es un amor eterno.

Hace poco una persona cristiana escribió en su muro, “he escuchado decir él TE AMO más sincero y hermoso que existe en el mundo, mi sobrinito de 2años me conquisto al decírmelo”. Sentí tristeza al leer ello porque jamás he escuchado un TE AMO más sincero, hermoso, dulce y tierno que el que Dios me ha dicho a mí. Algunos podrán criticar mi postura, y hasta en cierto punto podría llegar a ser válido, pero es que nunca pude conocer un amor más grande que aquel que da su vida por sus amigos. Quizás los engaños amorosos hayan abofeteado nuestros corazones, quizás el amor que presenta Hollywood ha distorsionado el más puro amor, que ya ni recordamos quien es El y como nos ama El.

Hace menos de una semana escuche una historia que dejo en silencio mi interior cuando termino de contarla el predicador. La historia ha sido como punta de lanza para este escrito y es la siguiente.

Antes de irse a dormir los padres arropan a sus hijos, uno apenas tiene unos meses de nacido y del otro lado de la habitación esta su pequeña hija de apenas 2años. Es la primera noche que dejan a su pequeño bebe en otra habitación por ello es que dejan encendido los Baby Talk Monitor (una especie de aparatitos donde pueden oír los ruedos de otros lugares teniendo un receptor de la señal en otra habitación – similar a unos walkie talkie).

Luego de que los padres se retiraran de la habitación, y ya apunto de acostarse, sienten ruidos de unos pasos en la habitación de sus hijos por medio de estos aparatitos. No se asustaron porque reconocieron rápidamente el ruido a las pequeñas ojotas de su hija, y luego sienten como su hija comienza a hablarle al pequeño bebe.

“Tú que hace pocos que has estado con El, dime como es. Que ya me cuesta recordarlo”

 

Espero que hayas entendido la historia, y que puedas responder esta última pregunta.

¿Lo recuerdas?


 
[divider_top]

He visto todos los anuncios
Miró en todas las vallas publicitarias
Esperaba a los taxis
Que comieran las palomitas en el cine

Pero sólo cuando me perdí

He caminado a través de Nueva York
He visto la fea, la bonita
Los menos afortunados y los ricos
Pero ninguno se puede comparar contigo

He saltado a la final
He estado sangrando de las heridas de la nada
He escuchado y he hecho caso omiso
Has estado con hambre y he estado aburrido
Dejado fuera de la tormenta

Pero sólo cuando me perdí
Es cuando te encontré

Pero sólo cuando me perdí
Pero sólo cuando me perdí
Es cuando te encontré

He estado en tantos lugares
He visto demasiadas caras
Escuchado demasiados casos
De sueños sin perseguidores…

Me he perdido
Con toda mi riqueza
Rompí mi orgullo
Lo dejo a un lado
Y lo arrojó lejos
Lo mejor de la vida
Lo que era caro
Dolorosamente apretado

Para perder mi suerte
Arruinar mi vida
Para perder todo lo demás
Para encontrarme a mí mismo
Contigo

Marty Sampson - NYC

© 2012 – 2013, History Maker Inc.. Todos los derechos reservados. Está prohibido la copia, modificación y/o republicación sin el consentimiento de Josafat

Comentarios

  1. Ro dice:

    Asi es Josa, entre tantas preguntas me perdi pero si recuerdo muchas de ellas, un memoria que sabe guardar esos momentos je mmm y como dices algunas en si no las experimentamos pero es bueno detenerse un momento en el trancurso de nuestra vida para hacer un stop y ver ese amor tan grande que tiene para con nosotros aun sin merecerlo si porque es asi, tan solo por Gracia bendita Gracia la que nos salvo y nos hizo libres 🙂 gracias por compartir como siempre tus experiencias atraves de tu espacio eso simplemente gracias 🙂