¿Me amarás mañana?

Por  |  Comments
“El sexo antes del matrimonio depende de la fe de un hombre que no ha demostrado tener fe en ti, esto es, no la fe suficiente para comprometerse contigo para toda la vida..”
by Dawn Eden
 
La intimidad entre dos amantes es algo más preciado de lo que una canción podría llegar a describir. No estoy familiarizada con sus implicancias y confieso que hablo desde la vereda de la inexperiencia absoluta, pero si he tenido que presenciar y compartir lágrimas, gemidos y lamentos por quienes se han entregado en cuerpo y alma tan solo por una noche de placer para luego descubrir que no había amor, ni compromiso, ni relación luego de haber tenido una relación sexual.
Muy a menudo me dedico a observar a los adolescentes de hoy y he descubierto cuan frágiles e ingenuos son a la hora de comenzar una relación amorosa que prontamente los lleva a la cama. Ellos dicen estar al control como si se tratara de adultos experimentados o de personas lo suficientemente maduras como para romper los “añejos parámetros” del mundo conservador y aburrido para entrar en una vida de desenfreno y “libertad”. Pero de un momento a otro, hay una chica con un embarazo inesperado o la sensación de culpa y vacío al darse cuenta, tanto él como ella, que esa “experiencia sexual” es tan solo una de tantas experiencias a lo largo de la semana.
En el corazón de todo ser humano, por más insensible o frío que parezca está el deseo intrínseco de ser amado y de amar, y de pertenecerle a alguien, más que una posesión, ese profundo y honesto sentimiento de compartir una vida, y el tiempo de la mano de una persona que te ama tanto que eres capaz de entregarle tu intimidad, y de presentarte desnudo ante él/ella haciéndote completamente susceptible.
Pero cuando decides entregarte a una persona sin el compromiso que conlleva el matrimonio, surge la gran pregunta del millón: ¿Me amarás mañana? 
Y ¿sabes que es lo triste de esa pregunta? Que no tan solo tienes la incertidumbre y la inseguridad a cuestas, sino que también tienes la seguridad de que esta noche, aquí y ahora esa persona NO te ama lo suficiente como para asegurarte que estará contigo los próximos días de tu existencia.
Querido lector/a yo no sé si te has mantenido puro y casto hasta el día de hoy, porque esperas entregarte a tu futuro esposo/a. O quizás tienes un pasado en donde te entregaste a una persona creyendo con todas tus fuerzas en sus promesas de amor eterno y cuando despertaste al otro día y te diste cuenta que ya no estaba más ahí o que esa llamada telefónica nunca sucedió, tu corazón se hizo mil pedazos al punto de considerarte el ser más despreciable del Universo.. oh querido amigo, no te quiero condenar, ni quiero hacerte daño con esta publicación.. mi única intención es que reflexiones en este tema y te aprecies lo suficiente como para estimar cuidar tu vida, en todo el esplendor de la palabra: mente-espiritu-alma y cuerpo.
Si tu historia de vida no es exactamente como habrías deseado que fuera, te quiero contar que nuestro Dios todopoderoso es capaz, COMPLETAMENTE capaz de tomar tus pecados y malas decisiones para limpiarte, arrojándolos a lo profundo del mar, para luego envolverte en Su gracia y profundo amor.
Y si por otro lado, has permanecido firme en tu decisión de ser virgen y esperar hasta casarte, te animo: ¡CONTINÚA! no permitas que las presiones juveniles, la burda publicidad o las canciones pop que te enseñan a liberarte sexualmente, te desvíen del plan PERFECTO que Dios creó para ti, en donde Él ha planeado que vivas tu sexualidad al máximo pero en contexto de seguridad, protección, compromiso y sobretodoAMOR.
Yo te animo a que rompas los esquemas y cumplas los mandamientos de Dios, y que ahora la moda sea: permanecer casto/a y virgen estando al control de ti mismo, echando mano de la restauración que Dios te ofrece y cimentando toda tu fe y esperanza en que una de las mejores decisiones de la vida es esperar por aquella persona que Dios ha planeado para ti.
Y cuando estés en esa noche de bodas, en intimidad con la persona que te ha escogido de entre millones de otros seres humanos para darte su vida completamente, tú sabrás que cuando le preguntes: ¿Me amarás mañana? Esa persona te responderá: “Sí, te amaré todos los días de mi vida”

 

_MG_0434

© 2014, History Maker Inc.. Todos los derechos reservados. Está prohibido la copia, modificación y/o republicación sin el consentimiento de Josafat