RELIENT K – Bite My Tongue [Morderme la lengua]

Por  |  Comments

RELIENT K - Bite My Tongue [Morderme la lengua]
 

<a href="http://www.youtube.com/watch?v=Z50adJjl5wQ?hl=en"><img src="http://www.josafat.com.ar/wp-content/plugins/images/play-tub.png" alt="Play" style="border:0px;" /></a>

 

En muchas ocasiones me ha pasado que luego de pronunciar una determinada oración, me doy cuenta que hubiera sido mejor callar en vez de hablar.

Siendo sincero a la verdad trato en lo posible en pensar que es lo que he de decir, pero al mismo tiempo debo reconocer que muchas veces lo que pienso, luego NO termina sonando tan bien, como cuando lo pensaba. Pero paradójicamente me resulta difícil también hablar en tiempo, porque muchas veces por querer callar y esperar el momento oportuno, luego termina siendo a fuera de tiempo, haciéndome decir una y otra vez “que tendría que haber dicho tal cosa”.

Que dilema, ¿cuándo hablar? y ¿cuándo callar?, y quizás me este volviendo un poco esquizofrénico sobre esta cuestión.

Cuanta verdad se puede encontrar en Proverbios 17.28 cuando dice “Aun el necio, cuando calla, es tenido por sabio; el que cierra sus labios es inteligente. (NVI)“. En un mundo desquiciado donde todos quieren expresar su punto de opinión, queriendo prevalecer sobre el tercero, y hasta donde se trata de torcer el punto de vista del contrario. La Biblia nos recuerda lo tan importante que es callar en ciertas ocasiones, pero también, nos hace un llamado de atención al decirnos “A todo el mundo le gusta una respuesta apropiada; ¡es hermoso decir lo correcto en el momento oportuno!” Proverbios 15:23 (NTV)

Algo muy importante que debemos recordar es que, cuando callamos aprendemos a escuchar, y cuando aprendemos a escuchar podemos entender un poco más la situación real que se vive. Se pude pensar en qué decir, analizando toda la situación real que se está viviendo y dejamos que Dios hable a nuestra vida, haciendo que las palabras que sean dichas, salgan con sabiduría y con amor.

Tanto como para hablar o para callar se necesita tener cuidado y madurez. Es importante que no nos dejemos llevar por el impulso o el ímpetu de nuestra lengua al querer hablar.
Es por eso que Santiago 1.19 nos recuerda lo siguiente “Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse;

Ya sea si hablamos o si nos quedamos en silencio, ambas reacciones están relacionadas con nuestros pensamientos, y nuestro pensamiento con lo más profundo de nuestro corazón. La Biblia hace una excavación desde nuestra boca a lo más profundo de nuestro corazón diciendo en Proverbios 23:7 “Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él.“, o diciéndolo de manera más clara, somos lo que pensamos. Por ello sería bueno en dedicarnos a mejorar desde el interior hacia afuera. Quizás me equivoque, quizás no… Pero si Jesús dijo: “Porque del corazón salen los malos pensamientos” también debo suponer que de él, sale los buenos pensamientos. Es por ello cada día deberíamos sostener a nuestro corazón, con lo que dice Filipenses 4.8 “todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad“.

Creo que la oración para este día es, pedir a Dios que me ayude a frenar más mis palabras, y a tener un poquito más de Su sabiduría, todos los días, para así poder decir a tiempo lo que es correcto. A que examine mi corazón, que lo pueda probar, que lo pese, que todo aquello que no le agrade, pueda sacarlo y potenciar todo lo que es de Él. Para así evitar el tener que morder mi lengua al final del día, lamentándome por lo que hable. Pero que también me ayude a no quedarme con la espina en la plata del pie, por no haber hablado lo oportuno en su determinado momento. Que mi boca este presta mi alabanza a Dios antes de la crítica hacia mis hermanos.

El sabio sabe callar;
El tonto habla y causa problemas.
Proverbios 10.14 (TLA)

 


 

Iba a explicarlo detalladamente pero
Desconecte la llamada antes de que escupiera mi intestino
El piso permanece limpio, como mi conciencia debería de estar
Porque si tu escuchaste algo no lo escuchaste de mi

Estoy barriendo los segundos que marca el reloj
Guardándolos todos para más tarde, cuando este demasiado ocupado para hablar
Y necesito algo de tiempo para buscar en mi mente
Para encontrar las palabras que parecen tan difíciles de encontrar

Y a veces digo cosas que desearía no haber dicho
Lo cosa más importante que me falta, es una cosa llamada tacto
Y si eres tan atento escuchando
La cosa más inteligente para decir es, decirme a mí mismo que

Sí, tengo que mantenerme callado, callado
No dejaré que todo termine desecho
Porque si me atrevo a abrir la boca solo será para morderme la lengua

Al parecer siempre he sido de mente cerrada, con una boca abierta
Y lo peor de mi parece haber salido
Pero nunca he roto huesos con una piedra o palo
Pero he dicho una frase que pueden herir rápidamente

Y a veces digo cosas que desearía no haber dicho
La cosa más inteligente para decir es decirme a mí mismo que
Tengo que mantenerme callado, callado

No dejaré que todo termine desecho
Porque si me atrevo a abrir la boca solo será para morderme la lengua
Sí, tengo que mantenerme callado, callado y escuchar Tú voz
Porque el poder de Tus palabras pueden reparar todo lo que he destruido

Y cuando finalmente dejes que venga a ti
La paz que sobrepasa todo entendimiento se apodera de mi alma
Tú eres la razón por la que le encuentro sentido a esta vida
Así que me tragaré mi orgullo y te entrego el control
Te entrego a Ti

Y tengo que mantenerme callado, callado
No dejaré que todo termine desecho
Porque si me atrevo a abrir la boca solo será para morderme la lengua
Sí, tengo que mantenerme callado, callado y escuchar Tú voz
Porque el poder de Tus palabras pueden reparar todo lo que
he destruido

Y tengo que mantenerme callado, callado
No dejaré que todo termine desecho
Porque si me atrevo a abrir la boca solo será para morderme la lengua
Para morderme la lengua

RELIENT K - Bite My Tongue [Morderme la lengua]

© 2014, History Maker Inc.. Todos los derechos reservados. Está prohibido la copia, modificación y/o republicación sin el consentimiento de Josafat