Switchfoot – “Home” [Hogar]

Por  |  Comments

 

Publicado el 21 de mayo

Hoy me siento como un pequeño niño, tímido y temeroso de dar un solo paso al frente. Lo más probable que para algunos es una tontera, pero para mí no es tan así. Dado que hoy iré a una confraternidad, en una iglesia en donde solía congregarme. Han pasado ya un poco más de dos años, pero esta semana realmente muchas personas me han hecho volver a pensar y recordar en los momentos que estuve en aquel lugar. Sinceramente son muchísimas emociones que se me pasan por la cabeza, ya que es como que parte de mi corazón está en aquel lugar o quizás en mi corazón atesore muchísimas emociones, amistades, hermosos momentos, etc.

La pregunta clave de esta semana fue algo así: ¿alguna vez has sentido, como que recuerdas a un lugar, en donde te sentís seguro, como tu casa? Lo primero que me vino a mente fue la iglesia que solía congregarme (y donde tengo que ir en minutos), pero ahora estoy en otro lugar, y considero ello como mi nuevo hogar. De hecho en esta nueva iglesia, no tiene las mismas costumbres, las personas son un tanto diferentes, también con necesidades diferentes, y por ende problemas diferentes. Pero mientas pensaba en ello, me di cuenta que mi verdadero hogar, no está en un templo, ni tampoco en mi domicilio en donde vivo. Sino que mi verdadero hogar esta más allá de esta tierra. Quizás mucho más allá de donde se pone el sol. En donde Dios ha preparado un lugar donde viviré por la eternidad.

Con el pasar de los días, salen a luz circunstancias que dan espanto el vivir, terremotos, guerras, catástrofes, muertes, protestas, enfermedades, atentados, accidentes, apostasía, falsos profetas(al final no fue el dia del juicio) y muchas cosas más. Y realmente uno no sueña en vivir en un mundo así, tan corrompido. Aun no tengo novia y pienso ¿qué le tocara vivir a mis hijos? Hasta sonara loca la idea, pero quizás sería conveniente internarse en una selva y que ellos no puedan ver el mundo que les rodea. Cada día aparecen nuevas cosas bajo los rayos del sol y la Biblia tan solo me dice que todo esto son recién principio de dolores de partos. Y no quisiera imaginarme que es lo que está por venir… camino día tras día esta vida, y solo me cruza el pensamiento de que yo quiero estar en mi verdadero Hogar, a solas con El (quizás ese sea el verdadero tesoro que tengo en mi corazón).

Quisiera cerrar los ojos y no preocuparme más por lo que me rodea, por lo que ha de venir, por las cosas que me afectan y me hacen quebrar de temor. Pero abro mis ojos y solo sigo en este camino ansiando verlo a Él. Al menos es reconfortante y hermoso saber que cada día que he de vivir es un nuevo paso para ir a casa y poder encontrarlo finalmente (no sé si todos piensan en ello, pero yo sí cada día pienso en aquel momento que aun no he vivido pero es como que mi alma anhela y clama hacia ese día).

En unos minutos saldré hacia la confraternidad, a pesar que los nervios no cesan y mis manos transpira por temor, ya no pienso en que visitare mi viejo hogar, sino que puedo ir a cualquier iglesia y saber que allí estará mi Dios porque es Su Hogar y me alegraré de estar un día más en su presencia. Tratare de no centrarme en los por menores que pasa alrededor, en los que dirán o las emociones que sienta, sino alzare mis ojos y lo mirare enamoradamente, sabiendo que sigo caminando cada día a mi verdadero Hogar, para encontrarme con Él.

 

[divider_top]

Es un camino largo de Miami a L.A.
Es un camino más largo desde ayer, hasta donde estoy hoy.
Es un camino largo desde mis pensamientos, hasta lo que voy a decir.
Es un camino largo, largo desde el paraíso, hasta donde estoy hoy.

Todo lo que está en mi cabeza, está en tus manos.

Es un camino largo desde la luna hasta el sol.
Es un camino más largo delante de mí, el camino que he comenzado.
Parar de pensar en todo el tiempo que he perdido.
Empezar a pensar en todos los puentes que quemé y debí cruzar.

Allá, allá, allá,
Llévame allá.

He sido envenenado, he sido llovido, he sido engañado otra vez.
He visto las cenizas, brillar como cromo
Algún día veré el hogar. Mi Hogar.

Puedo ver las estrellas desde acá
Pero no me puedo dormir detrás del volante.
Es un camino largo desde las sombras en mi cueva
Hasta tu realidad, para ver la luz del sol llevándome allá, allá.
Llevándome allá. Llévame allá.

Todo lo que está en mi cabeza, está en tus manos.
Si está en mi cabeza, está en tus manos.

© 2011 – 2012, History Maker Inc.. Todos los derechos reservados. Está prohibido la copia, modificación y/o republicación sin el consentimiento de Josafat