Switchfoot – “Red Eyes” [Ojos Rojos]

Por  |  Comments

Switchfoot-Red-Eyes.jpg

“No permitas que quedemos satisfechos solo dando plata. La plata no es suficiente… el hambre de amor es mucho más difícil de eliminar que el hambre de pan.” – Madre Teresa de Calcuta

“Nuestras iglesias han hecho un poco mas que reproducir y radiar en nuestra cultura quebrantada… muchas congregaciones no hacen nada más que tercerizar la justicia.” – John Perkins

Acá estamos, en el fin del mundo. Y el comienzo. Acá estamos, en el amanecer de la próxima generación. El Y2K nos pasó. MLK, Kennedy, Elvis, Lennon, Cobain, MJ… todos ellos dejaron a los vivos. Nos dejaron buscando, cuestionando, esperando… leo los titulares, miro las noticias. Irak, Ruanda, Irán, Darfur, Tíbet, Columbine, OKC,… torres cayendo, madres, hermanos, hermanas, padres… pasando de la vida a la muerte. Estamos matándonos, nos estamos destruyendo los unos a los otros. A veces el estado del mundo puede poner a un hombre de rodillas. Podría hacerte llorar. Yo me enojo. Me siento abrumado. Me rindo… casi. A veces me encuentro mirando fijamente en un amanecer rojo sangre, todavía despierto desde la noche anterior. Todavía preguntando porque este nuevo día tiene tanta de la vieja oscuridad, las viejas penas, el viejo odio. Me siento muy solo. Me siento muy solo en este mundo de dolor.

Todos mis héroes son los que persiguieron la visión superior, las nuevas que permanecen siendo nuevas. Hemos estado persiguiendo dioses menores, dioses que no conocen nuestros nombres, dioses que morirán al lado nuestro. El reino de los cielos no viene a nosotros en la riqueza, viene en nuestra pobreza. Nuestra plata, conocimiento, medicina, sexo, nuestro privilegio –esas son espadas de doble filo, dependientes de la guía de nuestras manos temblorosas. Con nuestras manos construimos y destruimos, sujetamos y quebramos el futuro. Mis propias manos están temblando. Llego al nuevo día con temor y temblor. Intento alcanzar un pájaro llamado esperanza, la única canción verdadera que podría llevarme a casa. Estoy esperando el amanecer. Estoy soñando, alcanzando el otro lado.

Al final del disco hay una repetición que vuelve a la primera canción. Para mi es un recordatorio de la naturaleza repetitiva de lo que llamamos vida. Asombro, rendición, gozo, perdón, esperanza – sí, danos hoy el pan de cada día de nuestra existencia, momento a momento. Esta vida es tan frágil –en cualquier instancia uno de nosotros podría resbalar más allá de ella y llegar al desconocido infinito. Es como que cada respiro que tomamos nos había sido dado en préstamo. Estamos rodeados de misterios, milagros, maravillas y tragedias que nunca llegaremos a dominar. Sí, un día moriré –de eso estoy seguro. ¡Pero aún no estoy muerto! No, esta noche hay aire en mis pulmones –empujando, latiendo, anhelando ser libre… voy a soñar, porque los sueños son las semillas de lo que podría ser. Voy a preguntar, porque sin preguntar, ¿Cómo podría ser asombrosa la vida? Y voy a cantar.

Sí, hasta mi pendiente muerte voy a cantar. En la cara de la indiferencia, voy a cantar. En la cara de la adversidad, voy a cantar. Voy a cantar sobre el dolor. Voy a cantar sobre el misterio. Voy a cantar sobre la esperanza, la jaula, la bala, el invierno, el soñador. Voy a cantar de todo eso. He visto milagros allí en tus ojos. No es un accidente que estemos acá esta noche. Estamos una vez en la vida.

Si quieres ampliar la imagen, hace click sobre la misma.

Si quieres ver la letra hace click en “Seguir leyendo”.

¿Qué estas esperando,
El día se fue?
Estoy esperando el amanecer, dije

Que estas intentando conseguir aquí solo?
Solo acá afuera?
Me estoy dirigiendo a casa, dije

Aguantando, aguantando

Con ojos rojos,
¿Qué estas buscando?
Con ojos rojos, ojos rojos

Todos mis días están gastados
Dentro de esta piel
Dentro de esta jaula en la que estoy

Ningún lugar se siente seguro para mí
Ningún lugar se siente como un hogar
Aun entre multitudes estoy solo

Aguantando, aguantando

De vez en cuando te veo soñando
De vez en cuando te veo llorar
De vez en cuando te veo llegar
Llegando por el otro lado
¿Qué estas esperando?

© 2009 – 2011, History Maker Inc.. Todos los derechos reservados. Está prohibido la copia, modificación y/o republicación sin el consentimiento de Josafat