Y todos los caminos llevan a Roma

Por  |  Comments

Es tan curioso lo que sucede con los puzzles.. No importa lo desordenadas que puedan estar las piezas, si algunas de ellas están volteadas, o amontonadas en un rincón..

Quien las esté armando PACIENTEMENTE las irá poniendo en su lugar, hasta que finalmente será  lo que desde un comienzo fue..

En el año 2007 más o menos conocí a una chica que me llamó mucho la atención, ella era de esas chicas listas, inteligentes, estudiosas, metódicas.. pero no eran exactamente sus maravillosas calificaciones las que me asombraban, sino su humildad y calidad humana. Se evidenciaba su entrega y consagración a Dios, era digna de imitar.. y en mi silencio desee ser amiga de ella.
Los años pasaron y eso no ocurrió.

Entonces, cierto día, luego de 3 años desde la última vez que nos divisamos, volvimos a conversar, y no fue una simple plática de cortesía… No, esta vez algo nos unía.. Ambas estábamos en la Universidad, ambas cursando carreras, ambas con experiencias a cuestas, ambas con mucho que compartir, pero lo hermoso fue que ambas DESEAMOS compartir las cosas que Dios había estado haciendo en nuestras vidas.

Nunca fuimos amigas como lo desee, pero ahora repentinamente nos reencontramos con mucho enCOMÚN..

¿Cuántas veces has estado en la Presencia de Dios repitiendo una y otra vez la misma oración?

Los meses, años.. el tiempo ha transcurrido y Dios se ha mantenido silencioso en medio de la situación..

Eso me sucedió a mí, no tan solo en este detalle, sino en muchos otros..
Y así pasé por procesos de:

1. ENORME FE
2. IMPACIENCIA
3. INCERTIDUMBRE
4. DUDAS
5. INCREDULIDAD 
6. DESESPERANZA
7. OLVIDO

Todo esto en cuanto a esas peticiones.. Creyendo que simplemente Dios NO quería responder..

Hoy cuando tengo 20 años, veo como Él ha puesto frente a mí una PUERTA ABIERTA que por muchos años vi CERRADA (y con candado).
Hoy me asombro al descubrir que todo lo que esperaba había estado ahí.. Frente a mis ojos..
Hoy me reencuentro con personas que admiré, con las que quise un lazo más estrecho y con otras que jamás esperé, pero que llegaron a inundar mi vida de felicidad..

HOY llego a COMPRENDER que aun cuando miré a mi alrededor y no veía nada más que un cielo despejado.. a lo lejos, como del tamaño de la mano de un hombre…(1 Reyes 18:44) se levantaba una nube que contenía la LLUVIA de bendición que tanto había anhelado…

Estés donde estés, sea cuales sean las circunstancias en las que te encuentres DIOS está colocando CADA UNA de las piezas para armar el GRAN puzzle de tu vida.

Mi querido lector.. así como todos los caminos llevan a Roma, si estás en las manos de Dios, todos los caminos (sean fáciles, empinados, complejísimos) te conducirán a un solo lugar:

SU PERFECTA VOLUNTAD para ti

© 2012 – 2013, History Maker Inc.. Todos los derechos reservados. Está prohibido la copia, modificación y/o republicación sin el consentimiento de Josafat